Un policía en México puede ganar desde 430 hasta 1.100 dólares al mes. Las jornadas de trabajo varían de acuerdo con el estado en que labore sin un criterio común. Trabajan jornadas de 24 horas, reciben una mínima capacitación y los abusos de sus superiores son una práctica frecuente.

Los resultados del informe Radiografía de los policías en México, presentado por la ONG Causa en Común, reflejan todo menos un panorama de seguridad acorde con la segunda economía de América Latina y un país que es parte de la OCDE. Por ejemplo, en la capital mexicana, los policías trabajan 24 horas por 24 de descanso y gana 8.000 pesos al mes, apenas 493 dólares. En Madrid, el menor puesto de responsabilidad en la policía gana unos 1.657 dólares al mes: por encima del agente local mejor pagado de México (los de Baja California, unos 1.100). El modelo de trabajo del DF (24 horas por 24 horas) es repetido en otros 10 de los 31 estados mexicanos.

En estados donde la seguridad es una de los problemas más importantes en la agenda nacional, como es el caso de Veracruz, el asunto pinta aún peor. Los agentes veracruzanos trabajan acuartelados en jornadas continuas de 15 a 20 días a cambio de cinco días de descanso. Los agentes policiales de esa región han sido en varias ocasiones sospechosos de participar en secuestros, robos y asesinatos en colaboración con el crimen organizado, como en el caso del periodista Gregorio Jiménez de la Cruz, hallado muerto con señas de tortura en febrero de 2014. En Tamaulipas, el Gobierno mexicano admitió que agentes policiales participaron en la matanza de 72 inmigrantes centroamericanos en San Fernando, en 2010…

Nota completa en: El País