El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, reconoció que aún hay factores que frenan el crecimiento económico de México como la corrupción, la falta de un Estado de Derecho más fuerte, así como las debilidades que persisten en educación y capital humano.

Durante su participación en el Foro México en la nueva economía, organizado por la firma Paul Hastings y Finantial Times, el ex funcionario dijo que debido a estos temas el país no ha logrado tener un mayor dinamismo económico en los últimos años.

El FMI estima que la economía mexicana crecerá a una tasa de 3.2% durante 2015, un nivel inferior sí se considera que meses atrás las expectativas situaban el desempeño hacia una expansión de 3.5%.

El representante del organismo internacional reconoció que los bajos precios del petróleo incidirán en este menor dinamismo del producto interno bruto (PIB).

Por lo pronto, aseguró que será importante ver la evolución de las cotizaciones del combustible para saber sí tendrá mayores afectaciones para México y otras economías de América Latina, como Brasil y Venezuela, que también resienten la actual coyuntura.

Alejandro Werner dijo que ahora que México hizo modificaciones estructurales en sectores económicos estratégicos como el energético y de telecomunicaciones es necesario tener un sistema judicial más eficiente que permita dar mayores garantías a los agentes inversionistas que busquen incorporarse a esos mercados…

Nota completa en: El Universal