Existen una serie de estrategias inmovilizantes que causan un daño terrible a la gesta anticorrupción, conviene pues estar alerta ante ellas y los intereses de quienes las promueven o toleran.

Confundir el control de la corrupción con el combate a la impunidad. Uno de los principales yerros estriba en suponer que impunidad y corrupción son sinónimos y que por lo tanto la lucha contra una u otra es en realidad la misma. Mientras que la corrupción tiene múltiples manifestaciones que se apoyan en la impunidad prevalente, es en el fondo un fenómeno multi-causal con muchas más variables de relevancia más allá de la mera impunidad. Por su parte, la impunidad tiene un impacto significativo sobre la corrupción, pero afecta una cantidad importante de delitos y crímenes que no califican como actos de corrupción. En suma, son luchas paralelas, inter-conectadas, pero claramente diferenciadas.

Para leer artículo completo clic aquí: https://politica.expansion.mx/voces/2021/09/07/despropositos-del-combate-a-la-corrupcion

Por: Jorge Alberto Alatorre Flores