La profesionalización de los puestos en la administración pública federal se ha estancado, pues de 2005 a 2020 los cargos de carrera se redujeron más de la mitad al pasar de 41 mil 164 plazas potenciales a 20 mil 599.

En cambio, solo entre 2018 y 2020 hubo un aumento de 106 mil 877 plazas entre personal eventual, de honorarios y las clasificadas como “régimen de contratación no especificado”.

Esta es una de las advertencias que halló el Informe sobre el combate a la corrupción en México, realizado por la Universidad de Guadalajara (UdeG), el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) y el Instituto de Investigación en Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción (IIRCCC).

Mediante solicitudes de información y estadísticas de 10 entidades públicas, el estudio comparó el tipo de plazas otorgadas en la administración pública, donde destacan los aumentos y las disminuciones de personal bajo la discrecionalidad y el juicio de quienes toman esas decisiones en el gobierno.

El informe sostiene que el reclutamiento y el acceso al servicio público no han correspondido con la ley, ni a la evaluación de competencias y méritos.

Para leer noticia completa: Clic aquí