Cerca de 10.000 guatemaltecos concurrieron el sábado (25.04.2015) a una marcha pacífica que llenó la Plaza de la Constitución en Ciudad de Guatemala para exigir la renuncia del presidente Otto Pérez y de la vicepresidenta Roxana Baldetti por aparentes vínculos con graves actos de corrupción.

Los manifestantes se congregaron frente al Palacio Nacional de la Cultura, sede emblemática del Ejecutivo, donde cantaron el himno nacional y corearon expresiones de rechazo a las autoridades cuya gestión concluirá en enero. La convocatoria no contó con presencia de partidos políticos, lo que hizo de la manifestación ciudadana un hecho sin precedentes desde el retorno de la democracia en 1986.

Con consignas como “que se vayan”, “justicia”, “fuera ladrones” o “a la cárcel”, los guatemaltecos denunciaron que el binomio presidencial robó mil millones de quetzales (unos 130 millones de dólares) al país y que, por ello, tiene que responder a la justicia y abandonar el gobierno.

Desarticulan estructura criminal

El llamado a manifestarse fue lanzado días después de que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), de Naciones Unidas, desarticulara una estructura criminal dedicada al contrabando y la defraudación fiscal liderada por el ahora exsecretario privado de la vicepresidenta Baldetti, Juan Carlos Monzón, prófugo de la justicia…

Nota completa en: Deutsche Welle