La Veeduría Distrital realizó una encuesta entre los habitantes de Bogotá para entender si los ciudadanos pueden reconocer un caso de corrupción, y tras reconocerlo, evaluar si son capaces de denunciarlos ante las autoridades competentes. El estudio reveló una cifra que no es nada alentadora para combatir este delito: tan solo el 33,5 por ciento de las personas que identificaron un acto de corrupción lo han denunciado.

En el marco de las actividades de control preventivo que realiza la Delegada para la Participación y los Programas Especiales de la Veeduría Distrital se implementó el proyecto Transparencia, Derecho de Acceso a la Información Pública y Medidas de Anticorrupción, bajo estas directrices se logró establecer la encuesta que daría razón de la percepción que tienen los bogotanos acerca de la corrupción y el conocimiento de los mecanismos que existen para su denuncia.

Los resultados demuestran que, a pesar de que los ciudadanos saben identificar el momento en el que se podría estar presentando un posible acto de corrupción, persiste un rechazo marcado en cuanto al uso de los mecanismos de denuncia, ya que las personas no tienen confianza en ellos.

Como primera conclusión del estudio, se determinó que el 62,9 por ciento de los encuestados dijo haber conocido actos de corrupción, bien sea en lugares o instituciones públicas o privadas, pero a pesar de esto, tan solo el 33,5 por ciento decidió denunciar la conducta.

Para leer noticia completa: Clic aquí