Los programas sociales implementados en México son vulnerables a casos de corrupción porque no cumplen con los estándares requeridos, según un estudio difundido este viernes por el Tecnológico de Monterrey.

Se evaluaron 28 programas sociales emergentes durante la pandemia en 8 estados del país y se confirmó que ningún programa evaluado supera el 50% de los estándares solicitados.

El estudio del Tec de Monterrey identifica que, en materia de presupuesto, únicamente el 18 % de los programas publican información detallada en cuanto a la dispersión geográfica de los recursos y solo el 29% de los mismos se realizan alineados al presupuesto versus a lo implementado.

Por ello, se identificó que existe un riesgo de corrupción asociada al desvío de recursos, clientelismo y uso político electoral.

Para leer noticia completa: Clic aquí