La nueva Ley de Fiscalización Superior del Estado, que acorta a menos de un año los plazos para dictaminar las cuentas públicas a partir de 2016, define las funciones e integración del Sistema Estatal de Fiscalización de Veracruz (Sefisver) y establece medidas de apremio, como multas de 300 a 600 días de salario mínimo para quienes manejan recursos públicos, quedó aprobada por la mayoría de los diputados de la LXIII Legislatura del Estado.

Con 37 votos a favor y dos en contra, de los diputados Ana Cristina Ledezma López y Alejandro Zairick Morante, quedó sin efecto la Ley de Fiscalización Superior, para dar paso a este nuevo ordenamiento, con el que los entes fiscalizables cumplirán una serie de obligaciones bajo un marco jurídico más claro, que consta de cuatro títulos, con sus respectivos capítulos, 144 artículos y nueve transitorios.

La nueva ley establece reglas para el funcionamiento del Órgano de Fiscalización Superior del Estado (Orfis), que en cualquier momento solicitará datos, informes o documentos necesarios para la planeación y programación de sus actividades a los entes fiscalizables, responsables solidarios o terceros.

El Congreso del Estado podrá ordenarle que durante el ejercicio fiscal en curso requiera información y vigile la realización de obras y acciones, así como la aplicación de los recursos. Define quiénes tienen la responsabilidad de integrar cuentas públicas, y obligaciones para el desarrollo de la fiscalización superior y medidas de apremio, con multas de 300 a 600 días de salario mínimo vigente…

Nota completa en: e-Veracruz