La Contraloría del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) detectó diversas irregularidades en el proceso de distribución, registro y control de medicamentos de Alta Especialidad hacia el Servicio de Oncología Médica; presumiblemente, participaron funcionarios adscritos al Centro Médico Nacional 20 de Noviembre. El daño patrimonial asciende a 55 millones 234,966 pesos.

Al practicar una auditoría, encontraron irregularidades en el proceso de entrega-recepción de los medicamentos por las áreas de farmacia y centro de mezclas parenterales.

La institución determinó presentar ante la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos y Contra la Administración de la Justicia, de la PGR, una denuncia por daño patrimonial.

Los resultados evidenciaron 31 formatos denominados “solicitudes de medicamentos para pacientes hospitalizados y de servicios auxiliares”, que fueron alterados con respecto a las cantidades de medicamento realmente surtidas.

También encontró un registro, del cual no se proporcionó soporte documental, que acreditara la salida de 399 medicamentos, por un importe de 1 millón 151,296 pesos. Además, la existencia de otras ocho solicitudes apócrifas, por un importe de 26 millones 25,723 pesos.

En junio del 2011, Guadalupe Virginia Juárez, excoordinadora médica del Centro Médico Nacional denunció robo de medicamentos biológicos de alto costo e irregularidades en la lista de trasplantes de órganos.

El Economista