Los presidentes del Senado, Miguel Barbosa (PRD), y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar, se manifestaron de manera enérgica contra cualquier viso de corrupción en la función pública.

A su vez, el presidente de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles (PRD), advirtió que este cuerpo legislativo federal seguirá fortaleciendo la Constitución asegurando el imperio de la legalidad y el Estado de derecho.

Ayer, en el marco de la ceremonia que encabezó el presidente Enrique Peña Nieto por el 98 Aniversario de la Constitución, los representantes de los Poderes Legislativo y Judicial subrayaron la necesidad del respeto irrestricto de la Carta Magna.

En este marco, el ministro presidente Aguilar advirtió que en el Estado de derecho que rige al país no debe caber ni el abuso de la autoridad a los derechos de los ciudadanos ni la corrupción.

Dijo que ningún diseño institucional será idóneo si no se promueve, simultáneamente, la cultura de la legalidad, el consenso, de la argumentación fundada, basados en el respeto, la tolerancia y el hábito del respeto frente a los derechos del otro.

“Y es en el marco de ese mismo Estado de derecho que los conflictos que enfrenta la sociedad deben encauzarse y resolverse con estricto apego a lo que mandata nuestra Carta Magna”, consideró.

Enfatizó que la nación vive épocas de profundos cambios, en medio de los cuales, los mexicanos demandan el respeto absoluto de los derechos consagrados y reconocidos en la Constitución en todos los ámbitos de la vida pública.

Indicó que es el respeto a la Constitución lo que garantiza la paz, porque propicia las condiciones que hacen posible el diálogo…

Nota completa en: El Universal